1. Blog Tacubaya
  2. /
  3. Estrategia IT
  4. /
  5. Metodología ágil o de cascada: ¿cuál debo usar?

Metodología ágil o de cascada: ¿cuál debo usar?

por | Jul 21, 2021 | Estrategia IT

Esta difícil pregunta no tiene una sola respuesta. La respuesta puede depender de tu estilo de gestión y de tus necesidades.

Lo que sí que es cierto es que ya sea la metodología ágil o de cascada, cada una tiene sus puntos clave, y saber elegir el ideal es fundamental para que el negocio logre los objetivos esperados.

Para ello, es necesario comprender los principios de cada uno y cómo funcionan sus etapas de desarrollo. De esta forma, será posible evaluar cuál es la metodología más adecuada según la estructura de su empresa y equipo de IT. ¿Quiere saber en qué se basan el modelo ágil y el método de cascada? 

¿Cuáles son los principios del desarrollo ágil?

Las metodologías de desarrollo ágil fueron creadas ante la necesidad de un software flexible que crea rutinas y dan más flexibilidad a los equipos para adaptarse a cualquier tipo de cambio. En general, son más maleables y tienen la base para que los equipos obtengan resultados rápidamente.

A diferencia de los métodos tradicionales, no es necesario introducir todas las funciones para realizar un cambio. En el ciclo ágil, en general, cada paso tiene una duración corta. Dado que el gerente de producto tiene una visión completa de todos los aspectos del programa, se pueden realizar pequeños cambios fácilmente.

Además, la priorización de pasos es más simple: si es necesario crear un rol rápidamente, simplemente asigne un pequeño equipo para realizar la tarea. En general, las metodologías ágiles funcionan sobre cuatro principios:

  • Centrarse en las personas y sus interacciones con los procedimientos y herramientas
  • Priorización de funcionalidades de software sobre la creación de documentación integral;
  • Colaboración con el cliente por encima de la negociación y definición de contratos;
  • Alta capacidad de respuesta al cambio.

Los ciclos de desarrollo más cortos son una de las mayores ventajas de la metodología ágil. Permiten a la empresa mantener un mayor contacto con el cliente y realizar cambios cuando sea necesario.

En un intervalo menor, se presentan los resultados y, en función de la retroalimentación obtenida, se realizan las correcciones. Como resultado, las posibilidades de que la empresa tenga éxito con la iniciativa son mucho mayores.

¿Cuáles son las etapas del desarrollo ágil?

Básicamente, el desarrollo ágil está formado por un conjunto de ciclos incrementales e interactivos que determinan las actividades involucradas en un proyecto. Existen diferentes herramientas que utilizan esta metodología de desarrollo, como Scrum, Kaban, eXtreme Programming (XP), entre otras, las cuales tienen diferentes fases entre ellas. 

A continuación veremos el marco de Scrum.

1. Pila de Producto (Product Backlog)

Se trata de una encuesta de las características del producto a desarrollar. Además, se realiza un ranking de prioridades en el que se determina el orden de ejecución considerando criterios como costo, riesgo y otras evaluaciones para priorizar las tareas y distribuirlas a continuación.

2. Sprint Planning y Sprint Backlog

Sprint Planning es una fase de planificación basada en el resultado del Product Backlog. En la práctica, se realiza la definición de qué elementos de Backlog se realizarán y cómo se distribuirán las actividades entre el equipo de desarrolladores.

3. Sprints

Los sprints son interacciones o ciclos, que pueden durar entre una semana y un mes, en los que se realizan actividades que aportan valor al cliente. Esto significa que las entregas de funciones de software se realizan cada vez que se completa un Sprint. Cabe destacar que los Sprints se repiten hasta la entrega final del producto.

¿Cuáles son los principios del desarrollo en cascada?

El modelo cascada es más antiguo y está más establecido que las metodologías de desarrollo ágiles. En pocas palabras, se trata de crear herramientas a partir de pasos bien definidos, como:

  • Analizar.
  • Proyecto.
  • Prueba;
  • Codificación
  • Implementación
  • Mantenimiento.

Se sabe que tiene una estructura más enlucida, con pocas aberturas para cambios en el camino.

Este modelo está perdiendo lugar frente a las metodologías ágiles, ya que se consideran más flexibles y rápidas. En el modelo de cascada, hay menos comunicación con el cliente, por ejemplo. La comunicación siempre se da al final de cada etapa, que por la forma en que está estructurada suele ser más larga que en las metodologías ágiles. En otras palabras, el cliente solo ve el resultado al final.

Por lo tanto, el modelo en cascada requiere que la empresa realice un análisis exhaustivo de los requisitos antes de cada paso. Así, es posible evitar riesgos y garantizar la entrega de un producto acorde a las necesidades del cliente. 

Las principales ventajas del modelo en cascada:

  • Pasos bien estructurados y planificados;
  • Mayor enfoque en los procesos de planificación;
  • Pasos que comienzan solo cuando el cliente está de acuerdo con lo hecho en la fase anterior.

Sin embargo, en los últimos años, este modelo ha presentado algunos problemas en comparación con los modelos ágiles. Lo principal es la necesidad de que el cliente defina todos los objetivos y requisitos de un sistema desde el inicio del proyecto, lo que ya no es una necesidad para una gran parte del mercado.

Con poco margen de cambio, el resultado solo se ve al final del desarrollo de cada parte de la aplicación. La agilidad también puede verse afectada. A veces, el trabajo de un equipo se puede retrasar hasta que otro equipo complete sus tareas. Por tanto, aumentan las posibilidades de retrasos.

En resumen, el desarrollo en cascada, también conocido como secuencial lineal, cascada o ciclo de vida clásico, es uno de los métodos más antiguos para construir sistemas. Derivado de modelos industriales, su principal enfoque es crear una rutina de desarrollo estandarizada con buena organización y que se pueda implementar en varios proyectos, independientemente de su tamaño.

¿Cuáles son los pasos del modelo de cascada?

El desarrollo en cascada se compone de fases específicas que deben completarse correctamente para que comience el siguiente paso. Consulte las solicitudes de cada uno a continuación.

1. Levantamiento de requisitos

Esta es la fase de recopilación de requisitos del proyecto, en la que se interactúa con el usuario para comprender las solicitudes y funcionalidades del sistema. En este punto se observa el objetivo del sistema, la definición de su alcance y sus limitaciones.

2. Análisis y diseño

La fase de análisis y diseño consiste en la preparación detallada de la documentación y el diseño de la solución. Por tanto, en esta etapa se realizan los proyectos de la base de datos, la especificación de requisitos funcionales y no funcionales y la definición de la arquitectura del software.

3. Implementación y prueba

La fase de implementación consiste en programar la propia solución, es decir, es el momento de desarrollar el sistema, según las especificaciones técnicas definidas en la fase de diseño. A continuación, se realizan las pruebas funcionales del sistema. Es hora de identificar fallas y eliminar los problemas encontrados.

4. Implementación y mantenimiento

Con todo el sistema debidamente probado y las fallas corregidas, es el momento de la implementación, es decir, la entrega del software al usuario final. El mantenimiento, en cambio, consiste en los cambios necesarios después de la entrega del sistema, ya sea para corregir fallas o para implementar nuevas funcionalidades.

¿Cuándo es el mejor momento para utilizar cada metodología?

La definición de qué modelo de creación de sistema es el más adecuado para la empresa variará según el tipo de software que la empresa pretenda fabricar. Por tanto, el primer paso para definir la elección ideal es conocer el perfil de la aplicación, su usuario y sus requisitos. Por lo tanto, el gerente puede evaluar la mejor metodología para el sistema.

En muchos casos se opta por la metodología de cascada para su mayor formalización. Cuando se contrata a un equipo subcontratado para crear una aplicación, por ejemplo, se tiende a preferir este modelo: al dar menos margen de cambio y tener un alcance muy claro desde el principio, delegar responsabilidades a terceros se vuelve más seguro.

En las metodologías ágiles, sin embargo, se producen cambios entre cada paso. Es posible agregar, eliminar o modificar funcionalidades entre fases fácilmente, gracias al enfoque en la comunicación. Cuando esto sea más importante, un método de desarrollo ágil puede ser la mejor opción.

En resumen, la principal diferencia entre una metodología ágil y un método en cascada es la apertura al cambio. En el primer caso, se pueden realizar al final de cada paso. Sin embargo, en el desarrollo en cascada, los cambios solo se pueden realizar al final del proyecto.

De esta forma, el modelo en cascada aporta más control a la empresa. En algunos casos, esto puede ser crítico, especialmente cuando se crea una aplicación que necesita una gran cantidad de características ya definidas en las primeras etapas.

El desarrollo ágil, por otro lado, aporta más flexibilidad a la empresa. Centrarse en las personas permite que los equipos trabajen con la máxima productividad en todo momento. Sin embargo, los gerentes deben ser conscientes de la necesidad de controlar el presupuesto y evitar que los retrasos se vuelvan frecuentes.

En proyectos grandes, las metodologías incluso se pueden utilizar una al lado de la otra. El modelo en cascada proporcionaría la base para que el gerente defina los requisitos de manera más integral, mientras que los métodos de desarrollo ágiles crearían el entorno para que los equipos actúen con agilidad y precisión. Así, la empresa es capaz de tener el máximo rendimiento para alcanzar fácilmente las metas.

¿Qué problemas se presentan en cada uno de ellos?

Como mencionamos, existen ventajas y desventajas en cada modelo de desarrollo. En la metodología en cascada, el ciclo de vida de desarrollo hace que el proceso sea largo e inflexible, ya que es necesario completar todo el proyecto antes de implementar nuevas funciones.

La metodología ágil es más adecuada para el desarrollo de proyectos más grandes. Además, se deben seguir sus pasos y mejores prácticas para obtener un resultado satisfactorio.

Entender las diferencias entre el modelo en cascada y la metodología ágil es importante para identificar la mejor alternativa según la necesidad de desarrollo de software. 

Si necesitas asesoramiento sobre qué metodología debes escoger o una visión más estratégica, puedes visitar nuestra página de servicios o contactar con nosotros. ¡Estaremos encantados de poder ayudarte en tu proyecto!

Somos Tacubaya Consulting

Tacubaya es una consultora boutique que se creó con el firme propósito de ayudar a las empresas a lograr sus distintos objetivos a través del análisis de datos, el diseño creativo y la innovación tecnológica.

Bajo la filosofía del customer centric, toda la actividad de Tacubaya se basa en poner el foco de atención en el cliente, colocándolo en el centro de la organización.

Contamos con un equipo multidisciplinar y autosuficiente centrado en el cliente que ayuda a las empresas diseñando y potenciando su imagen corporativa dentro de una estrategia de comunicación y creatividad.

Desarrollamos cada uno de los procesos IT del negocio y transformamos el ADN cultural de las organizaciones para adaptar las empresas a entornos inciertos y cambiantes.

El resultado: empresas más adaptativas y eficientes, comprometidas con la sostenibilidad y preparadas para hacer frente a cualquier complejidad que surja en el futuro.

Escríbenos

/* Cambiar el placeholder de los formularios OPTIN*/